Grust

A tan solo 2 kilómetros del camping Le Hounta se extiende el territorio de Grust y su increíble marco natural. Auténtico pueblo de los Pirineos, seduce a los turistas gracias a sus calles pavimentadas, su iglesia románica, sus antiguos lavaderos o también su fuente. Con una ubicación ideal en altitud, Grust brinda unas asombrosas vistas de todo el valle. Elegir este pueblo como destino para pasar el día es darse la oportunidad de disfrutar de unas fantásticas vistas panorámicas, así como de introducirse en las tradiciones de los pequeños pueblos de los Altos Pirineos.

A pie o en bici, es un verdadero placer descubrir los alrededores de Grust gracias a los senderos pedestres y a los carriles bici diseminados por el valle. ¡Disfrute del aire puro a 990 m de altitud y prepárese para sentirse muy pequeño !